0

¿Por qué los autos eléctricos aún no llegan masivamente a Latinoamérica?

Por Juan Ingol Valdiviesojunio 5, 2016

A propósito del Día Mundial del Medio Ambiente a celebrarse hoy, nos planteamos la siguiente pregunta: ¿Por qué los autos eléctricos aún no llegan masivamente a Latinoamérica? Si bien algunos países están estimulando la llegada de estas unidades en mayor número a sus territorios, todavía hay desarrollos pendientes para motivar sus ventas en masa en esta parte del continente. Veamos qué pasa.

Más en Motorbit: Estímulos en países latinoamericanos para adquirir  autos eléctricos

Infraestructura insuficiente

Los autos eléctricos demandan una serie de mejoras en puntos específicos para incrementar sus ventas. Sin embargo, una de las principales infraestructuras a desarrollar son las estaciones de recarga. En América Latina, las electrolineras (como también les llaman) son pocas y, en varios países, inexistentes. Su implementación es un punto importante para la venta masiva de vehículos eléctricos ya que, lastimosamente, hay un problema con estas unidades que todavía no se ha solucionado.

Baterías de poca duración

Sí, es cierto, un usuario puede recargar su vehículo eléctrico con carga rápida en cuestión de 30 minutos (solo en electrolineras públicas) y carga completa en cuestión de 7 horas, aproximadamente. No obstante, la autonomía de los vehículos eléctricos más comerciales difícilmente pasa los 200 km/h, lo que los convierte en autos netamente citadinos. Si esto no se soluciona con la construcción y accesos a estaciones de recarga, los resultados pueden ser (y son):

  • Temor a quedarse “botado”.
  • Desconfianza en los autos eléctricos.
  • Desinterés en la compra de un auto eléctrico.
autos eléctricos

Vehículo eléctrico en recarga

Por otro lado, también limita el movimiento del usuario en ciudad. Es decir, el conductor tendría que ajustar el uso de su vehículo eléctrico a una ruta y rutina específica de acuerdo al nivel de carga de su batería. Los imprevistos podrían hacerle pasar un mal rato en pista si no toma sus precauciones.

Precios altos

Otro inconveniente es su precio alto o, al menos, el mayor desembolso que demanda en comparación con un auto de combustión interna. Aunque, claro, luego los beneficios económicos en ahorro de combustible equiparan la situación. Sin embargo, para alguien que no proyecta gastar mucho en un vehículo nuevo puede no ser una buena opción. Por ejemplo, el pequeño Mitsubishi i-MIEV puede llegar a costar 30 mil dólares en Estados Unidos.

autos eléctricos

Mitsubishi i-MIEV

Motivaciones incorrectas o insuficientes

Si bien países como Ecuador, Colombia, Argentina, Brasil, Costa Rica y México vienen ofreciendo distintos beneficios fiscales como la exoneración de ciertos impuestos a aquellos que compren un auto eléctrico, para los expertos esto podría no ser suficiente. Un artículo de opinión de Terra recoge lo siguiente:

“Para mover de verdad el mercado automotriz se necesita un nuevo semáforo. Rojo para los que usan gasolina, verde para quienes usan vehículos eléctricos. El uso de vehículos de combustión interna debe ser cada día menos atractivo… Por ejemplo, haciendo más rígidas las normas de emisión, los vehículos diésel podrían ser expulsados de las ciudades. No pedir, sino exigir: esa debería ser la política del Estado Federal”.

En primera instancia esto podría parecer una dictadura automotriz, pero no lo es cuando se asumen otros provechos para los usuarios de autos eléctricos. A propósito, no olvidemos que, para 2050, algunos países integrantes de la International ZEV (Zero Emission Vehicle) Alliance se han comprometido a erradicar la venta de vehículos de combustión interna.

autos eléctricos

Auto eléctrico

Pero volviendo a lo que plantea el autor, este afirma que, en vez de ofrecer reducciones de aranceles o impuestos , los gobiernos deberían proponer otro tipo de ventajas como: viajes sin congestión en vías exclusivas para autos eléctricos y estacionamientos gratuitos en las grandes ciudades, principales problemas del tránsito en ciudad.

Definitivamente, podría funcionar; más aún si ya tenemos un ejemplo claro como Noruega, país europeo en el que circulan mayor cantidad de unidades eléctricas. Allí, el gobierno ha motivado el uso de estos vehículos con todos los beneficios ya mencionados además de recarga de batería gratuita en los estacionamientos gratuitos y peajes con costos cero. Y tú, ¿te comprarías un auto eléctrico si tuvieras estas ventajas?

autos eléctricos

Estación de recarga de un auto eléctrico

Más en Motorbit: Estos países erradicarían los vehículos de combustión interna para 2050

Comentarios

Deja una Respuesta

¿Cuál es tu reacción?
Me Encanta
0%
Interesante
0%
Mejorable
100%
Sobre El Autor
Juan Ingol Valdivieso