0

Evita los riesgos de conducir en la noche o con cansancio

Por Carolina Vilchesjunio 6, 2017

La gran pregunta es ¿cómo? Cómo evitar los riesgos de dos factores que, inevitablemente, se presentan siempre. La noche y el sueño o el cansancio, afectan y pueden poner en riesgo tu vida si conduces influido por ellos. De hecho, esto influye en la habilidad de tomar decisiones adecuadas, así como en el desempeño y tiempo para reaccionar. Varios estudios demuestran manejar cansado equivale a ingerir alcohol. Aquí te damos algunas recomendaciones para que evites cualquier riesgo al conducir.

Más en Motorbit: Tres servicios complementarios para la seguridad de tu auto

Causas de la fatiga al volante

Conducir en la noche

Si estas cansado es preferible evitar conducir un auto.

Es importantísimo saber que causa este cansancio que afecta y te pone en peligro – a ti y a otros conductores – al momento de manejar. Las siguientes son causas comunes y muy repetidas de la fatiga:

  • Cambios drásticos en los hábitos de sueño de una persona (no dormir o dormir menos de lo acostumbrado  puede ocasionar somnolencia a la hora de conducir).
  • Consumo habitual de  drogas o alcohol.
  • Consumo de somníferos u otros medicamentos que producen somnolencia (como ansiolíticos y antidepresivos).
  • Conducir un vehículo por más de 4 horas seguidas  sin descanso (sobre todo en viajes por carretera).
  • Los medicamentos que curan ciertas enfermedades producen sueño y fatiga como efecto secundario en el ser humano. Por eso es peligroso manejar un vehículo mientras se toman ciertos medicamentos.
  • Conducir un vehículo cuando la temperatura ambiente es elevada  genera cansancio y fatiga en muchas personas. El alto volumen de tráfico también colabora con el cansancio extremo y el estado de ánimo muchas veces agresivo de los conductores.
  • Conducir después de comer en abundancia o sin la hidratación adecuada genera también esa sensación de cansancio  en los conductores.

Atento a las señales de cansancio

Conducir en la noche

Tienes que estar atento a las señales de cansancio.

Existen señales claves que nos indican cuándo estamos muy cansados para manejar. Si estás experimentando cualquier de las siguientes condiciones, detente inmediatamente en un lugar seguro, descansa un rato, y en lo posible hidrátate o busca un lugar para pasar la noche:

  • Problemas para enfocar y no poder mantener los ojos abiertos o la cabeza alzada
  • Bostezar o refregarse los ojos constantemente
  • Soñar despierto y divagar
  • Cambiar de carriles, acercarse mucho al carro de enfrente o perder señales o salidas
  • Sentirse inquieto, irritable o agresivo
  • Subir el volumen del radio o bajar las ventanas

Si esto es de noche, con poca luz, el riesgo aumenta. Así que trata de estar muy atento y si sientes cualquiera de estos “síntomas”, como te dije antes, busca un lugar para descansar.

Si conduces en la noche

Conducir en la noche

Conducir en las horas de la noche implica un riesgo tres veces mayor a conducir en durante el día.

Manejar en horas de la noche implica un riesgo tres veces mayor a conducir en el día. Por eso, te damos las siguientes recomendaciones:

  • Asegurate de tener una perfecta visibilidad en todos los cristales del vehículo para evitar los reflejos que provocan las luces de otros coches.
  • Asegurate de tener una buena iluminación, esto es, llevar los faros siempre limpios y en perfecto estado para propiciar que la zona iluminada sea la adecuada. También recuerda tener el parabrisas limpio, impecable.
  • Enciende las luces del vehículo desde que empieza a atardecer hasta que amanece. Así, el resto de conductores te veran con mayor claridad.  
  • Revisa que todos los sistemas de señalización funcionen correctamente y estén en perfecto estado.
  • Aunque la conducción nocturna puede suponer un peligro, la manera más efectiva de evitar sus riesgos es dormir las suficientes horas antes y contar con una buena visibilidad.

Cosas a evitar

  • No manejes si estás cansado o bajo medicamentos que pueden causar somnolencia. (Verifica las etiquetas del medicamento y habla con tu doctor de confianza.)
  • No dependas de la radio, una ventana abierta u otras distracciones para mantenerte despierto.
  • No manejes en horarios que normalmente deberías estar dormido.
  • No tomes ni siquiera pequeñas cantidades de alcohol, especialmente si estás cansado.

Tecnología que ayuda

La tecnología también puede ayudarte a reducir ciertos riesgos de manejar en la noche o con cansancio. Por ejemplo, contar con un buen servicio de rastreo satelital – que tenga beneficios adicionales además de ubicar tu auto – puede ayudar. Por ejemplo, si te brinda el servicio monitoreo durante un viaje, te vas a sentir mucho más seguro y sabrás que alguien sabe por dónde estás exactamente y cuando llegas al destino final.

Recuerda tener todo esto en cuenta. No pongas en riesgo tu vida y la de otros, ante la primera señal de cansancio – más si es tarde en la noche – toma la mejor decisión, busca un lugar donde descansar, y sigue los consejos mencionados anteriormente

Más en Motorbit: Contingencias: riesgos frente al volante

Comentarios

Deja una Respuesta

¿Cuál es tu reacción?
Me Encanta
67%
Interesante
33%
Mejorable
0%
Sobre El Autor
Carolina Vilches