0

¿Vas a comprar un auto usado? 5 claves para que no te estafen

Por Carolina Vilchesoctubre 3, 2017

Comprar un auto usado siempre es una buena opción, pero al hacerlo, el comprador se puede exponer a ser estafado y engañado. No pasa siempre, pero es mejor estar seguros a la hora de invertir tus ahorros en este tipo de adquisición. No queremos que te pase eso, por eso hoy te damos 5 claves para que tu compra e inversión sea segura.

Más en Motorbit: 3 claves de seguridad vial que debe conocer un buen conductor

auto usado

Comprar un auto usado es una experiencia única.

Comportamiento sospechoso

¿El vendedor no te da buena espina? Eso es solo el comienzo. Pero ¿qué pasa si no te deja ver el vehículo, no tiene fotos o no crees que coincidan estas con el auto que te está ofreciendo? No te dejes engañar y más bien confía en tu presentimiento.

Ante cualquier pequeño comportamiento que te genera sospechas, deja ahí las negociaciones y busca otro vendedor. No son pocas las veces que personas terminan estafadas y comprando un “auto fantasma”.

Pago por adelantado

Que te pida que canceles el valor total del auto ya es raro. ¿Cómo es normalmente? Se te permite conocer el vehículo, hasta hacer una prueba es posible. Pero pagar antes de eso, jamás. Eso indica directamente que te están tratando de estafar.

En una venta segura y responsable de auto usado, nunca te pedirán un adelanto sin antes ver y revisarlo o peor aún para pagar el traslado para verlo. Ten esto siempre en cuenta.

auto usado

Es bueno estar pendiente de toda clase de estafa. No está de más prevenir.

Precio demasiado bueno para ser cierto

Si el precio es muy bajo y parece una ganga, puedes empezar a huir. Por ejemplo, Al buscar un auto usado en sitios de internet, siempre encuentras rebajas muy atractivas que sobresalen del resto, ya que su precio está hasta un 60% de su valor en el mercado. Aunque resulte muy atractivo, seguramente es una señal de fraude. No te confíes y mira por otro lado. Hay muchas páginas para comprar autos en internet que son súper seguras y hasta ofrecen garantía. Fijate siempre en eso.

Historial del auto no concuerda

¿Te parece que el historial no concuerda con el auto? Puede no ser real. Mas si lo llevas a un mecánico de confianza – que te recomendamos siempre hacerlo  – y este te dice que el auto ha sufrido mucho más de lo que te cuentan.

¿Sabes cuántas personas son engañadas en el país con autos no solo dañados, sino también robados? Y cuantas otras creen y compran su auto sin llevarlo a un mecánico. Evita todo tipo de problemas y si alguien de tu confianza te dice que el vehículo no está bien, hazle caso.

auto usado

Revisa toda la información posible del auto y del anterior dueño en caso de sospecha.

Información falsa

Si sospechas que la información del auto es falsa, empieza a averiguar el número de identificación del auto, que este sea el mismo en el motor y en la matrícula. Además, confirma la información del vendedor como su correo electrónico, dirección, teléfonos, y solicita una copia de su cédula de identidad. También revisa que todas las multas y matrícula – en caso de que hayan acordado que te daba todo pagado – estén verdaderamente canceladas y no quede nada pendiente.

Recuerda que siempre los tratos se cierran en persona. Si el vendedor te dice que no puede verte, puede querer que no lo conozcas cara a cara. Esto es otro “síntoma” de estafa, y tu podrías ser una víctima.

Comprar un auto usado es un buen negocio, siempre y cuando se tomen las medidas necesarias y cuidados para que la compra sea segura. Sigue estos pasos y aprende a percibir cuando debes confiar en alguien y no. De más está decir que el paso más importante – en caso que te permitan conocer el auto, y si no lo hacen ya te dijimos que huyas – es llevarlo a un mecánico de tu confianza y que este te diga la verdad del vehículo. De esta manera no serás estafado.

Más en Motorbit: ¿Te vas de viaje en tu auto? Conoce qué revisar antes de salir

Comentarios

Deja una Respuesta

¿Cuál es tu reacción?
Me Encanta
50%
Interesante
25%
Mejorable
25%
Sobre El Autor
Carolina Vilches