0

¡El sueño de tu juventud hecho realidad!

Por Carolina Vilchesabril 13, 2017

No eres el único que ha soñado con un vehículo toda la vida. Somos muchos los que aspiramos cumplir justamente ese sueño, adquirir – y poder pagar – el auto que deseamos desde que éramos niños, o adolescentes, y también adultos. ¿Te sientes identificado? Sí, no estás solo. Te acompaño a que recuerdes ese sueño y empieces a pensar en hacerlo real.

Más en Motorbit: Financiamiento automotriz: ventajas y desventajas

Cambiaron las circunstancias

Sueño de tu juventud

Ya es tiempo de pensar en uno mismo y consentirnos.

Está clarísimo que la vida a veces toma rumbos que no esperas, o que no planificas. Esto hace que vayamos poco a poco postergando sueños y anhelos que tenemos desde siempre. A medida que vamos creciendo, las prioridades cambian, y ya no se “justifica” comprar un vehículo caro o de alta gama. Al principio basta uno en el que puedas ir a la universidad, luego uno donde entre tu familia… y así sucesivamente. El tema es cuando ya los hijos se van, pero llegan los nietos. Entonces hay que mantener el carro grande, para que entren todos. Así va pasando la vida y como dije antes, vamos empujando objetivos que nos planteamos hace mucho tiempo.

Pero ya es tiempo de pensar en uno mismo, y consentirnos. Quien sabe, tus nietos también pueden disfrutar de tu sueño cumplido. De hecho, les estás dando un ejemplo a seguir y mostrandoles que se puede cumplir esos deseos que nacen desde lo más profundo de cada uno.

Esperando el momento perfecto

Otro factor por el que atrasamos esos deseos – incluyendo los del vehículo de nuestros sueños – es el esperar por el momento ideal para desembolsar una cantidad grande de dinero. Te tengo una noticia: ese momento nunca va a llegar a menos que tomes un riesgo. Así sí se van dando las cosas… no hay que esperar que se abra una puerta para arriesgarse, sino irse dirigiendo hacia la puerta, caminar por el pasillo que te lleva a ella, para que cuando se abra, estés listo y preparado para cruzarla.

Te cuento otra cosa más: no es necesario que encuentres el momento perfecto porque hay muchas formas de financiar este sueño. Y el momento es ¡ahora!. Puedes solicitar un crédito – de la forma tradicional o vía online, que es cada vez un método más usado – y pagar tu auto a 4 o 5 años. O menos, si prefieres. De esa manera no te quedas sin todo tu capital, ya que no desembolsas en un solo pago todo. También es bueno para que el auto no se devalúe tanto al momento que lo compres.

Cumpliendo sueños

Sueño de tu juventud

¡Cumple tus sueños!

Todos tenemos ese sueño, desde chicos. O quien no veía por la ventana del auto, mientras te llevaban al colegio, ese carro perfecto y ahí la imaginación volaba – te sentías el dueño y con ganas de comerte el mundo. O cuando algún papá de tus amigos tenía justamente ese vehículo, y el olor del carro y la sensación de estar ahí adentro. Seguro esto te trae recuerdos, ¿no? A mi sí.

Te tengo otra buena noticia: el momento es ahora. Basta de andar nostálgico, basta de anhelar y soñar. Es tiempo de cumplir. Las circunstancias cambian, los tiempos también, y así la vida se va yendo. Y para qué es la vida, si no es para alcanzar metas, cumplir objetivos, alcanzar y hacer realidad los sueños. ¿Qué mejor “herencia” le puedes dejar a los tuyos que el haber perseguido lo que querías? ¿Has pensado en eso?

Seguro has trabajado toda tu vida con este objetivo, pero como la vida te pone prioridades, no te arriesgaste nunca. Pero ahora puedes hacerlo: Anímate, ¡lánzate!… compra ese carro con el que sueñas desde niño, demuéstrale a todos que si se puede. ¡Cumple el sueño de tu juventud!

Más en Motorbit: 5 cosas que debes revisar en un sitio web para saber si es seguro

Comentarios

Deja una Respuesta

¿Cuál es tu reacción?
Me Encanta
0%
Interesante
0%
Mejorable
0%
Sobre El Autor
Carolina Vilches