0

El dinero mejor invertido es el destinado a cuidados del auto

Por Motorbitoctubre 28, 2017

Un vehículo es una inversión a corto, mediano o largo plazo. No importa el instante en el que se lo venda, lo que vale es recuperar la plata ‘almacenada’ en ese bien. Pero hacerlo no resulta fácil cuando el estado mecánico del automotor no es el mejor. Es por eso que los especialistas en la industria recomiendan evitar daños importantes en el vehículo mediante el cuidado preventivo. Esto también le evitará gastos inoportunos.

Más en Motorbit: Cuidado = ahorro

cuidados del auto

Es necesario cumplir con los mantenimientos periódicos que dicta cada fabricante.

La recomendación básica, considerada como una regla de ‘oro’ en el sector automotor, es cumplir con los mantenimientos periódicos que dicta cada fabricante. Esto incluye revisiones del motor, de aceites, de frenos, de suspensión, ajustes en la carrocería, entre las principales medidas.

Lubricar el motor es una de las tareas más importantes. Esto se recomienda hacerlo cada 5.000 kilómetros, según el tipo de aceite que se emplee. La función del aceite es evitar el deterioro de las piezas que componen el propulsor y, así, garantizar su funcionamiento por un largo periodo sin problemas.

Otro aspecto, no menos importante, es asegurarse de que el líquido refrigerante sea suficiente. Este elemento tiene la misión de disipar el calor del motor cuando este entra en funcionamiento. Su papel es indispensable a la hora de exigir al máximo a este componente.

Ajustar la alineación constantemente es otra de las medidas básicas a realizar. Esto asegura que el automotor no genere vibraciones a altas velocidades y que no se desgasten otros elementos de la dirección, suspensión o ruedas.

La batería es uno de esos componentes de los que no se puede descuidar. El propietario debe asegurarse de que el nivel de los electrolitos sea de un centímetro por encima de la parte más alta de la placa en cada uno de los ‘vasos’ del sistema.

En cuanto a los frenos, el mecánico de su confianza debe confirmar el estado del sistema desmontando las ruedas y observando el nivel del líquido de frenos en el depósito. También hay cerciorarse de que no haya fugas en la bomba. Si existe una variación en el nivel del líquido significa que hay un desgaste considerable en las zapatas o pastillas.

Finalmente, los expertos aconsejan revisar el estado de las bandas de distribución y accesorios cada 50.000 kilómetros, chequear las bujías y comprobar que todas las luces estén en funcionamiento.

Más en Motorbit: Cuidado mecánico, clave de una buena inversión

Comentarios

Deja una Respuesta

¿Cuál es tu reacción?
Me Encanta
0%
Interesante
0%
Mejorable
0%
Sobre El Autor
Motorbit