0

Dodge Attitude 2018: La alternativa en consumo de combustible

Por Adolfo López Reséndizenero 18, 2018

La segunda generación del Dodge Attitude se comercializa en el mercado mexicano como un vehículo de alto rendimiento de combustible con equipo suficiente para sortear los embotellamientos de la ciudad y como una opción a tomar en cuenta si buscamos espacio y confort.

Primera impresión

Dodge Attitude no esconde su vocación como vehículo urbano, sus líneas ligeras son una consecuencia de la obsesión de los ingenieros involucrados en su desarrollo por mejorar su coeficiente aerodinámico en favor de un bajo consumo de combustible.

Diseño y habitabilidad

Por fuera el diseño tiene su génesis en la tradicional parrilla en forma de cruz, le acompañan un par de faros en forma de gota, una entrada de aire discreta en la parte de la defensa delantera y dos faros de niebla enmarcados por molduras de cromo.

Los costados se conforman por lienzos planos, casi rectos, que se dividen de arriba a abajo por una tenue línea que divide al Attitude en dos, destacan rines de 15 pulgadas y espejos retrovisores pintados en color de la carrocería.

La parte trasera sigue esta misma inercia minimalista, por decirlo de alguna manera, encontramos calaveras en forma de gota, luz de stop en LED y una cajuela que se adorna por un pequeño alerón con una moldura en cromo un poco más abajo.

Respecto al interior y habitabilidad encontraremos asientos en tela, volante con funciones, tablero con materiales plásticos y equipo multimedia como pantalla de 6.2 pulgadas y 4 bocinas.

El espacio para los tripulantes tanto de la parte delantera como trasera es suficiente. Un punto notable es la cantidad de lugares para guardar objetos y colgar prendas, algo muy útil si es que queremos llegar impecables a las juntas de trabajo.

Ficha técnica

Aquí es donde el nuevo Attitude demuestra una de sus mayores virtudes, equipa un motor 3 cilindros con 1.2 litros y con 76 caballos de fuerza y 74 libras pie de torque que entregan un consumo de combustible anunciado de mil kilómetros por tanque de gasolina, es decir 23 km/l llenando el tanque de 42 litros.

Esa potencia es asociada a dos posibilidades, una caja automática CVT o una manual de 5 velocidades que manda la fuerza a las ruedas delanteras. El conjunto es controlado por una dirección electroasistida que regula la dureza de giro del volante según la velocidad de marcha.

Attitude incorpora a su tren motriz suspensión delantera independiente tipo McPherson, rígida con eje de torsión en la parte trasera, así como frenos de disco y tambor.

Respecto al apartado de seguridad integra bolsas de aire para conductor y pasajero, cinturones de seguridad de tres puntos, distribución electrónica de frenado EBD, frenos con sistema antibloqueo ABS y sistema de anclaje para silla de bebé ISOFIX.

En la práctica

Basta ser racional y pensar un poco en el contexto de nuestra ciudad, altos precios en combustible, múltiples embotellamientos y poco o nulo espacio para estacionarse. En este contexto Dodge Attitude brilla alzando la mano para ser considerado entre las opciones de sedanes en el mercado mexicano.

Descubre más de Dodge Attitude 2018 aquí

Comentarios

Deja una Respuesta

¿Cuál es tu reacción?
Me Encanta
0%
Interesante
50%
Mejorable
50%
Sobre El Autor
Adolfo López Reséndiz