0

Dodge Challenger, una historia hecha a toda velocidad

Por Rodrigo Ponce de Leónseptiembre 13, 2017

A solo tres años de llegar, como se dice cotidianamente, “al quinto piso”, el muscle car de la casa de Detroit se encuentra en mejor condición que nunca. La base de entusiastas de este modelo en todo el mundo crece día con día y podemos decir que “se cocina aparte”. Te hablamos del Dodge Challenger.


Más en Motorbit: Ford F-150 Raptor F-22, la pick up inspirada en un avión de combate

Para entender al Challenger, es necesario enfundarse en el traje de un Petrolhead; el fanático más leal de este tipo de autos no anda con miramientos, no le interesa la economía de combustible, el peso del vehículo o incluso su estética: sólo quiere acelerar al más puro estilo de la vieja escuela, con caballos de sobra y un irrefrenable impulso por controlar un coche de tracción trasera.

Históricamente, el nicho de los muscle cars ha estado dominado por algunos credos irrevocables que han construido la leyenda de estos ingenios mecánicos de fabricación norteamericana.

En tanto que el resto del mundo se mueve hacia una movilidad sustentable, con interés en el monto, la calidad de las emisiones y la economía de combustible, el muscle car permanece incólume sin que esto signifique que ignore las normas ambientales o que posea algún beneficio fiscal por la cantidad de combustible que consume, es solo que a mayor cilindrada, mayores emisiones.

Dodge Challenger

El Dodge Challenger ha gozado de un sinfín de versiones a lo largo de su historia.

Esto no es un secreto, pero, así como existen automóviles diseñados con poco poder y gran economía, los hay que dan preferencia al confort sobre el diseño y viceversa.

FELIZ CUMPLEAÑOS, DODGE CHALLENGER

Así, el Dodge Challenger cumple este año, 47 primaveras a través de las que ha pasado por tres etapas básicas de producción: de 1970 a 1974 bajo Chrysler Corporation; del 2008 al 2014 con Chrysler Group LLC y del 2014 al presente con FIAT Chrysler Automobiles.

1970-1974

Precedido por el Dodge Charger en 1966 que debutó con un motor Hemi de 426 pulgadas cúbicas con 425 hp capaz de sobrepasar los 200 km/hr, el verdadero predecesor del Challenger, aunque el primero en usar el nombre fue el Dodge Coronet Challenger en 1958.

El Challenger fue el último en llegar al grupo de los Pony Cars, pero su entrada fue planeada en ese sentido para evitar caer en los errores de otros modelos.

Dodge Challenger

Así lucía el Dodge Challenger a inicios de la década de los 70.

Más en Motorbit: Se cumplen 20 años del híbrido más famoso de la historia

Se trató de un auto poderoso, al mas puro estilo de los muscle cars norteamericanos, desarrollados sobre plataformas de los años 50, como la del Plymouth Barracuda, pero con dos pulgadas más de distancia entre ejes que en realidad redundaban solamente en espacio interior, con motorizaciones que iban de los 6 cilindros Slant Six en línea, al 440 V8 con carburador de 6 gargantas pasando por el Hemi 426. Se presentó en dos versiones: Hardtop y convertible y también fueron introducidas las iniciales R/T por Road and Track.

Así, se fueron sucediendo una serie de modelos específicos Hardtop, Sport, convertible, R/T, Six Pack y Hemi; 4 speed, Torqueflite y 426.

1978-1983

La tercera generación del Challenger llegó gozando de una gran aceptación por parte de los amantes de la velocidad.

Tan pronto como llegó 1981 el Challenger recibió un lavado de cara sobre todo en el área de los faros e integró cambios estéticos ligeramente discretos.

Dodge Challenger

Así, con ese diseño tan fuera de lo común se presentó el Challenger en su segunda generación.

En esta generación se conservó el estilo de techo sin marco del viejo Challenger, pero tenía motores más pequeños.

Más en Motorbit: Consejos para mantener tu coche limpio en temporada de lluvia

2008-2014

Para finales de 2007, la armadora empezó a recibir anticipos para la comercialización de la nueva generación del Challenger. Fabricado en la planta de Brampton, Ontario, conservó su configuración de dos puertas, bloque delantero y tracción trasera sobre la plataforma LX que compartió con el Charger, el Dodge Magnum del 2005 al 2008 y con el 300C del 2005.

Dodge Challenger

En 2008 el mundo conoció un Challenger que evocaba a sus antecesores: musculoso y fiero.

El SRT8 (por Street Race and Track) equipaban un motor Hemi V8 de 6.1 lts de desplazamiento acoplado a una transmisión AutoStick Automática de 5 velocidades con 425 hp, pero hubo el R/T V8 de 5.7 litros con 375 hp y un asombroso torque de 404 lbs-pie.

2014-Hoy

Dodge Challenger

Puro músculo en el camino, así es el Dodge Challenger Hellcat.

La más reciente versión del Challenger continúa repitiendo la fórmula ganadora que tantos seguidores le ha traído: Coupé de dos puertas, motor delantero, tracción trasera con motor V8 Hemi de 6.2 litros de desplazamiento que en su versión más agresiva, el Hellcat libera 707 hp que acoplado a una transmisión manual de 6 velocidades o de forma opcional la automática de 8 velocidades, es capaz de desarrollar hasta 360 km/hr. El auto de fabricación en serie más poderoso del mundo.

CUÉNTANOS…
¿Cuál es tu muscle car favorito?
¿Sobre qué auto te gustaría que contáramos su historia?

Comentarios

Deja una Respuesta

¿Cuál es tu reacción?
Me Encanta
0%
Interesante
0%
Mejorable
0%
Sobre El Autor
Rodrigo Ponce de León