1

Estas acciones deprecian tu auto más rápido de lo que crees

Por Fabiola SeminarioDiciembre 20, 2016

Por si no habías reparado en el tema, hay ciertos agentes y acciones que repercuten negativamente en tu auto. En Motorbit te las mencionamos para que preveas esta situación.

Más en Motorbit: Renault Duster ‘’Serie Limitada Dakar’’

Cuando adquirimos un auto, lo último que queremos es que le ocurra algo o -traducido al lenguaje automotriz- se deprecie con facilidad. Es sabido que los coches nuevos tienden a perder aproximadamente un 18% de su valor inicial en el primer año de uso; sin embargo, es probable que algunos usuarios aprecien esta inevitable realidad más pronto de lo que creen.

¿Cómo es eso? Pues existen una serie de acciones -controlables, por suerte- que abaratan la validez del auto como:

1. El kilometraje

acciones que deprecian tu auto

El kilometraje

Es cierto que el auto ‘’se ha comprado para usarlo’’; sin embargo los usuarios deben tener en cuenta este factor si saben que no se quedarán con ese vehículo para siempre. Recordemos que el valor de reventa disminuye de acuerdo al kilometraje.

Por otro lado, los expertos señalan que un conductor promedio recorre de 12 mil a 15 mil kilómetros al año. No olvides controlar este indicador.

2. Mantenimiento

acciones que deprecian tu auto

Mantenimiento

Acudir al taller o mecánico cada vez que el auto anda mal, es una acción irresponsable. El mantenimiento del auto no debe ser una tarea de último minuto, recordemos que este no solo es necesario para mantener el auto seguro y no pasar inconvenientes, sino también para aumentar su valor en caso decidas ofertarlo más adelante.

De hecho, si sabes que vas a cambiar de vehículo en unos años, puedes llevar registros de los mantenimientos que has realizado ya que esto será un motivo de confianza para los posibles compradores cuando quieras venderlo.

3. Accidentes

acciones que deprecian tu auto

Accidentes

No nos dejarás mentir que hay accidentes que pueden evitarse como aquellos en los que el conductor no adelanta a otro solo para ganar tiempo, no va distraído con el celular o, sencillamente, has decidido no combinar con el alcohol con la responsabilidad de estar frente al volante.

Ya sea estos u otros casos, debes recordar que se tratan de acciones que, además de ser evitables, conservan mejor tu auto y, de paso, tu seguridad y economía.

4. Descuidos

acciones que deprecian tu auto

Descuidos

Hablando de forma más clara, nos referimos al hecho de cómo ‘’tratas’’ a tu auto; o sea, si las condiciones en las que tienes tu vehículo son buenas. Pongamos un ejemplo:

Si eres de los que comen o fuman dentro del auto, hay ciertos hábitos que debes cambiar. Si alguien se muestra interesado en tu coche, lo mínimo que querrá encontrar es que esté limpio y en buenas condiciones, sin huellas de salsa, tapicería quemada u olores desagradables.

Y SI QUIERES VENDER TU AUTO…

Más en Motorbit: Campeones 2016: Sébastien Buemi en Fórmula E

¡Vamos! Las constantes actualizaciones de vehículos han ayudado a que muchos usuarios se animen a cambiar de auto cada tres o cinco años, por lo que fijar un buen precio de reventa se convierte muchas veces en una tarea difícil si no hemos tenido en cuenta todos los factores que devalúan la unidad.

Sin embargo, también existe la otra cara de la moneda. Si has sido un conductor responsable y no tienes un historial de accidentes o descuidos, hay una fórmula (no registrada por algún especialistas, por cierto), que te puede ayudar a tasar tu vehículo.

Y va así: Supongamos que compraste un auto 0 kilómetros hace dos años y su versión actual cuesta $ 20,000. Para el primer año debes multiplicarlo por 0,8 (o sea, 20,000 x 0,8 que es 16,000) y para el segundo año en adelante, tienes que multiplicarlo por 0,9 (16,000 x 0,9 = 14,400).

Si bien dicho monto ($ 14,400) no es el precio definitivo, si es un monto de referencia en caso quieras vender tu vehículo. Pero ojo, si cuentas con un ‘’auto de lujo’’, debes saber que el valor de depreciación es menor por una cuestión de percepción, según señalan los especialistas.

Asimismo, es posible aumentar unos dólares al precio ofertado si es que has agregado algunos componentes extra como otro tipo de aros o un sistema de entretenimiento más elevado.

CUÉNTANOS

¿Estás de acuerdo con el hecho de que estos agentes deprecian tu auto?

¿Qué otras acciones crees que le quitan valor a un auto?

1Comentarios
  • DIEGO VICENTE PAUTA SUAREZ
    Diciembre 20, 2016 en 13:54

    Saludos autofilos, discrepo en los dos ultimos puntos del articulo.
    El primero, la mejor forma obtener una constante para multiplicar por el coste del vehiculo nuevo es la vida util, que incluso dependiendo las leyes de transito nacionales, las incluyen para cada tipo de vehiculo. Ese valor equivaldria al porcentaje que teoricamente se reduce anualmente el año, lastimosamente no es tan facil, porque mas importante resulta la ley de oferta y demanda del mercado automotriz local. Lo cual no tiene logica ni objetividad. Resultando entendible que en nuestro medio ecuatoriano las autos de menor calidad sean lo mas cotizados y con menor depreciacion, osea, toda la gama de chevrolet.
    El segundo, los autos mas caros se deprecian mas. por la misma ley de la oferta y la demanda. Que por mas de un siglo de formulada mantiene su vigencia desde los productos mas caros hasta los mas baratos. Por ejemplo, los autos premium per se (termino en latin) son menos demandados, y por tanto disminuye la oferta, lo que al final encarece el producto. Y viceversa, Los autos chevrolet son los mas demandados, y por tanto aumenta la oferta, bajando los costos. Lo que al final trae otra consecuencia: como los consecionarios tambien quieren sumarse a la oferta de mercado, reducen costos de produccion y seguridad para que el auto nuevo sea mas adsequible. Es decir al final, terminamos pagando barato por un auto mas malo que hace 5 o 10 años.
    Finalmente, desde el punto de vista del comprador, los peros de un auto pueden resultar beneficiosos durante la negociacion para hacernos del auto deseado, incluso parael vendedor, que muchas veces prefiere evitarse el trabajo de arreglar cualquier desperfecto y venderlo en esas condiciones. Sin que necesariamente signifique una reduccion sustancial del precio, pues como se menciono, todo depende de la oferta y la demanda.

Deja una Respuesta

¿Cuál es tu reacción?
Me Encanta
0%
Interesante
50%
Mejorable
50%
Sobre El Autor
Fabiola Seminario