0

Los lubricantes garantizan la operación

Por Motorbitoctubre 14, 2017

Los vehículos pesados mueven la economía del país. Su función permite el desarrollo de actividades comerciales en todo el territorio nacional y facilitan el transporte de mercadería a nivel mundial, pues se complementan con otros servicios como el aéreo o el marítimo.

Más en Motorbit: De la ficción a la carretera, los camiones autónomos

Lubricantes

Los lubricantes garantizan la operación.

Estos automotores recorren largas distancias para cumplir con su objetivo bajo circunstancias muy complicadas. Y es que la topografía del Ecuador es muy variada y los ejemplares deben moverse en la altura de la Serranía, superar largas pendientes o soportar altas temperaturas en la Costa. Como cualquier otro tipo de automotor, estos requieren del uso correcto de lubricantes para funcionar y garantizar la operación.

Estos elementos (aceites) cumplen con varias funciones: lubricar, limpiar, cierre hidráulico y enfriamiento. Lo primero tiene como finalidad disminuir el desgaste acelerado de los componentes del motor y reducir la fricción entre los mismos. El siguiente aspecto está encargado de eliminar las impurezas del propulsor y aumentar la duración del mismo. El tercero evita la pérdida de potencia del vehículo durante los desplazamientos y minimiza la degradación del mismo aceite. Finalmente, el enfriamiento hace que la corrosión no exista o sea casi inexistente y disipa el calor generado.

Actualmente, los motores cuentan con nuevas tecnologías que los hacen más eficientes. Es por eso que se exige productos con un mayor rendimiento a los fabricantes de lubricantes, esto con el objetivo de cumplir los requerimientos establecidos por los productores de vehículos pesados y por la Ley en cuanto a emisión de gases contaminantes, rendimiento y ahorro de combustible.

Por ejemplo, en la Unión Europea, desde el 2013, se exige que los automotores pesados cumplan con la normativa de emisión de gases contaminantes Euro VI. Esto mientras que las normas para los modelos comerciales, desde el 2014, también es la misma (Euro VI). El objetivo con esta medida es contribuir con la reducción de los efectos causados por los contaminantes en el efecto invernadero que afecta al planeta.

Además, la exigencia misma de los propulsores (debido a la índole de su trabajo) obliga a que los lubricantes sean de alta calidad y desempeño para cuidar de su funcionamiento y alargar su tiempo de vida útil. Actualmente, existen diversos tipos de aceites que está enfocados en brindar el mejor cuidado del motor, cada uno se distingue por sus propiedades y tiempo de duración.

Más en Motorbit: JAC se impone entre los peso pesados

Comentarios

Deja una Respuesta

¿Cuál es tu reacción?
Me Encanta
100%
Interesante
0%
Mejorable
0%
Sobre El Autor
Motorbit