0

Porsche sobrevive para repetir en Le Mans

Por Eduardo Olmosjunio 18, 2017

Con estilo no presupuestado en el guión, Porsche se quedó con la edición No. 85 de las 24 Horas de Le Mans, con lo que la marca llegó a 19 triunfos en su historial.

La tripleta conformada por Timo Bernhard, Brendon Hartley y Earl Bamber se recuperó de una falla en un eje de suspensión para superar a los vehículos LMP2 hasta el final de la penúltima hora, lo que sumado a los problemas que todos sus rivales de la división principal experimentaron a lo largo de la jornada, le permitieron quedarse con el triunfo absoluto.

NINGÚN LMP1 SE SALVÓ DEL CAOS

El clásico del endurance fue tan impredecible como pocos pronosticaron, ya que a pesar del dominio que organizaciones como Toyota, Rebellion Racing y G-Drive Racing establecieron desde las prácticas, las altas temperaturas en el ambiente y el asfalto generaron dudas sobre la fiabilidad de los autos, motores y neumáticos para una prueba de tal magnitud como Le Mans.

Más en Motorbit: Día del Padre: Todos tenemos un papá

Fue así como se vieron problemas entre los participantes desde la primera vuelta, cuando el prototipo de ByKolles Racing tuvo que abandonar tras pegar con un cono. Las máquinas TS050 del Toyota GAZOO Racing fueron superiores en todo momento, con el conjunto Kobayashi/Conway/Sarrazin liderando, con cierta diferencia ante sus coequiperos, así como contra los 919 Hybrid.

Sin embargo, el drama continuó en la categoría principal durante la cuarta hora, cuando el Porsche No. 2 rompió los ejes frontales, por lo que pasó 65 minutos en el garage y perdió 18 vueltas ante los líderes.

DESOLACIÓN EN TOYOTA

A diferencia del año pasado, cuando no se consideraban favoritos, la expectativa sobre los japoneses iba creciendo conforme pasaban los minutos, pero la tarde-noche reflejó una tragedia similar a la que ocurrió el año pasado: sus tres inscripciones tuvieron fallas que fulminaron sus posibilidades de ganar en Le Mans.

Al final de la décima hora, después de la primera aparición de un Safety Car, Kobayashi sufrió una falla de clutch, por lo que pesar de los esfuerzos por reiniciar sus sistemas, el japonés se vio obligado a detenerse en las Curvas Porsche. Su máquina había liderado 146 de las primeras 155 vueltas en el Circuit de la Sarthe, pero el final fue tan desolador como hace un año.

Ni bien los integrantes y dirigentes de la marca se recuperaban de este golpe, el No. 9, pilotado por Nicolas Lapierre reventó su rueda trasera izquierda en circunstancias extrañas, porque presuntamente tuvo un golpe con un LMP2, aunque sin saber oficialmente cuál fue. El francés intentó llegar a la zona de pits, sin éxito. José María López era parte de este equipo y había manejado un stint durante la tarde del sábado sin inconvenientes.

Esto dejó al No. 8 como única carta disponible de Toyota, pero al haber tenido problemas de motor y batería durante la tarde, la esperanza de la fábrica de ganar se esfumó, al encontrarse con déficit de 30 giros ante el Porsche No. 1.

Antes de terminar la hora 12, la carrera perdió a sus favoritos sentimentales de nueva cuenta.

Antes de terminar la hora 12, la carrera perdió a sus favoritos sentimentales de nueva cuenta.

ALEGRÍA Y DESAZÓN EN PORSCHE

De esta forma, la alineación conformada por Neel Jani, André Lotterer y Nick Tandy parecía encaminarse a un nuevo triunfo; sin embargo, el destino volvió a cambiar el entorno de la carrera y, gracias a una falla en la presión de aceite, Lotterer se quedó detenido en Hunaudières al arranque de la Hora 21.

Más en Motorbit: Kobayashi, el hombre más rápido de Le Mans

Su coequipero Hartley había establecido un ritmo endemoniado para superar a los Prototipos 2 en la clasificación, lo que consiguió a menos de 70 minutos de la bandera a cuadros y que con el abandono del Porsche que aún es campeón reinante del FIA WEC, el neozelandés, a lado de Bernhard y Bamber, salvaron el triunfo general, que es el 19° de la marca, que se consolida como la más exitosa en Le Mans.

Para Bernhard y Tandy es la segunda vez que llegan a la parte más alta del pódium, mientras que Hartley se convirtió en ganador de primera ocasión; oficialmente Buemi, Anthony Davidson y Kazuki Nakajima llegaron en segundo y último sitio dentro de los LMP1, y novenos en la clasificación general, a nueve vueltas de los vencedores. Como consolación, se quedaron con la vuelta más rápida de la competencia: 3:18.604 m.

Lotterer, Jani y Tandy se combinaron para liderar 166 vueltas en Le Mans.

Lotterer, Jani y Tandy se combinaron para liderar 166 vueltas en Le Mans.

JACKIE CHAN GANA EN LE MANS

Las vicisitudes de los prototipos principales le permitieron soñar a los equipos de la clase P2 de ganar de manera absoluta por primera vez en la era del FIA WEC; sin embargo, las velocidades de los Porsche hicieron inminente la remontada durante la mañana del domingo.

El Oreca No. 38, tripulado por Ho-Pin Tung, Thomas Laurent y Oliver Jarvis, se beneficiaron de los problemas que la dupla de Vaillante Rebellion Racing sufrió durante la madrugada para liderar las últimas 141 vueltas, y 187 en total, y darle a Jackie Chan, David Cheng y Jota Sport el triunfo en la clase y la segunda posición en la tabla general, en un fin de semana de dominio absoluto del nuevo chassis Oreca 07.

La del domingo fue la primera victoria de Tung, Laurent y Jarvis en alguna división en Le Mans.

La del domingo fue la primera victoria de Tung, Laurent y Jarvis en alguna división en Le Mans.

Tras arrancar en la pole, la tripleta franco-chino-alemana fue una de las perseguidoras de los coches No. 13 y 31 de Rebellion, las cuales se vieron afectadas por fallas mecánicas durante toda la segunda mitad del recorrido, mismas que les hicieron entregar el triunfo. Para Jarvis, es su primer triunfo en la prestigiosa carrera, tras seis años de no lograrlo con Audi.

Aún con sus complicaciones, Nelson Piquet Jr., David Heinemeier Hansson y Mathias Beche cruzaron la meta en segunda plaza divisional y tercera general, siendo escoltados por el segundo prototipo del DC Racing, pilotado por Cheng, Tristan Gommendy y Alex Brundle.

Más en Motorbit: Así fue como el Porsche 911 revolucionó a la industria

Cinco de los 10 primeros sitios los ocuparon usuarios de Oreca, sin contar al Alpine 470 de Signatech Alpine Matmut, preparado por la constructora frances,a que fue cuarta con Nelson Panciatici, Pierre Ragues y André Negrão. United Autosports fue el más regular de los Ligier JSP217 al concluir quinto, en tanto que el Dallara P217 del Cetilar Villorba Corse concluyó octavo.

21 de los 25 inscritos en la LMP2 vieron la bandera a cuadros; entre los abandonos destacó el G-Drive Racing que había ganado la pole, pero que con apenas 20 giros cumplidos tuvo un problema terminal de transmisión, producto de un contacto con un Porsche GTE Am.

Mientras se consolida su programa con BR Engineering en LMP1, un Top 10 en el debut de Barrichello no fue nada despreciable para Dallara.

Mientras se consolida su programa con BR Engineering en LMP1, un Top 10 en el debut de Barrichello no fue nada despreciable para Dallara.

Aunque no existe una toma clara de lo ocurrido, Simon Trummer protagonizó el accidente más fuerte de la prueba; el suizo del CEFC Manor TRS Racing, coequipero de Roberto González, quedó envuelto en el desastre del Toyota No. 9, y como consecuencia, su chassis quedó destrozado. Más tarde, el TDS No. 28, que sacó al Ferrari de Risi Competizione de la GTE Pro durante el sábado, también acabó golpeado.

En su debut en Le Mans, Rubens Barrichello llegó en 12° puesto, a 22 vueltas de los ganadores, a la vez que Memo Rojas, José Gutiérrez y Rio Hirakawa se clasificaron en 18°, tras 24 horas de batallar con problemas en su coche y salidas de pista.

Aston Martin Racing y JMW Motorsport con Ferrari, se adjudicaron las clases GTE Pro y GTE Am, respectivamente, siendo la marca británica la que protagonizó un increíble duelo con el Chevrolet Corvette de Jordan Taylor, quien tuvo una pinchadura en la última vuelta.

Con el clásico de las pruebas de resistencia cumplido, FIA WEC retomará actividades el 16 de julio con las “6 Horas de Nurbürgring”.

NOTA POSTERIOR: El Rebellion Racing No. 13 fue descalificado por irregularidades encontradas después de la carrera, por lo que Piquet Jr., Heinemeier Hansson y Beche perdieron tercer escalón del podium, mismo que heredaron los integrantes del segundo prototipo del DC Racing.

La razón fue que, al ingresar al Parc Fermé, se hicieron modificaciones en el cuerpo del vehículo, algo que no está permitido entre los LMP2 al estar homologados para todo el año.

VER: Resultados finales; Resultados por categoría

CUÉNTANOS…
¿Qué te pareció la carrera?
¿Era posible un victoria general de un LMP2?

Comentarios

Deja una Respuesta

¿Cuál es tu reacción?
Me Encanta
0%
Interesante
0%
Mejorable
0%
Sobre El Autor
Eduardo Olmos
Egresado de la Universidad Panamericana Campus Mixcoac. Especialista en deporte motor internacional, principalmente la IndyCar Series. Experiencia en coberturas de eventos de FIA (F1, FE, WEC), IndyCar/Indy 500 y NASCAR. 2017 en su séptimo año completo reporteando sobre el mejor deporte del mundo.